Una enfermedad como la demencia lleva a pensar en la pérdida progresiva de memoria, debido al curso de la misma, el recuerdo de experiencias recientes se hace difícil o casi imposible, mientras que muchos eventos del pasado tienden a ser más nítidos. Además, el tiempo parece un problema de matemáticas de difícil solución, por lo que los sucesos a su alrededor resultan confusos.

Abuelo nieta

Abuelo nieta

A continuación se proponen algunas sencillas estrategias que pueden ayudar a disminuir estas dificultades:

El uso de relojes (digitales) y calendarios con números grandes y posibilidad de cambiar manualmente la fecha, son recomendables para mantener la orientación del tiempo, acompañado de preguntas constantes durante el día acerca de la fecha con referencia a hechos y eventos conocidos: “ayer fuimos a misa, es el mes de la madre, estamos en navidad”.

Organizar su tiempo con actividades fijas y constantes, establecer un horario de actividades que sea llamativo y visible con el fin de apoyar su orientación de tiempo y espacio, así como promover el recuerdo de eventos futuros.

Es normal de la enfermedad que vuelvan a contar o preguntar lo mismo muchas veces, escucha o responde como si fuera la primera vez. Utiliza hojas o un tablero borrable como ayuda para que sea leída cuando vuelvan a preguntar. Otras herramientas para mejorar el recuerdo son alarmas, recordatorios en el computador, celular y post it para pegar en lugares visibles de diferentes colores.

abuela nieta

abuela nieta riendo

Al tener recuerdos más claros del pasado, se recomienda abrir espacios de remembranza, donde se pregunte por ejemplo sobre lo que hacía cuando era joven, cómo llegó a la ciudad, cómo fue su matrimonio, sobre sus padres, hermanos y si es posible completarlo con fotografías o videos, entre más preguntas se hagan (cuándo?, cómo?, dónde?, en qué año?, quienes?, qué pasó?), más se estimula el recuerdo.

El uso de registro de actividades en un diario promueve el recuerdo de información reciente, éstas deben escribirse inmediatamente después de realizarse o al finalizar el día dependiendo del nivel de compromiso de su memoria. Entre más detalles se registren mejor será su recuerdo posterior; ¿qué hizo?, ¿Dónde? , ¿Con quién? Si comió, ¿qué comió? Al día o días siguientes, se piden detalles sobre los días previos dándole pistas.

Así mismo, dependiendo de su actividad laboral previa, plantear actividades que se relacionen con temas de su interés donde pueda recordar información específica (¿Cómo se prepara una receta? ¿Qué se hace cuando se daña una bicicleta? Preguntas sobre historia, arte, ciencia).

Promover la lectura de noticias o textos cortos, ver programas de tv de duración corta, y realizar preguntas de lo que se vio, así como discutir sucesos actuales.

Ante la pérdida de objetos de uso común, se recomienda mantener un entorno organizado, los objetos deben tener un lugar específico de almacenamiento, así como realizar limpieza de elementos innecesarios periódicamente.

Finalmente, lo más importante es día a día ponerse en el lugar de ellos y brindarles momentos de calidez y felicidad que no serán olvidados.

Por Andrea Narváez Noguera
NEUROPSICOLOGA Goldsmiths University of London
SERVICIO DE NEUROPSICOLOGIA IOIR
lnarvaez@ioir.org.co