La experiencia de pertenecer a este proyecto, comenzó el día que tuvimos la visita a nuestra casa en donde como familia nos dimos cuenta por medio de los test y una serie de preguntas que le realizaron cuanto había avanzado la enfermedad de Alzheimer. A partir de ese momento supimos que el que ella

se mantuviera con “su mente activa, realizando actividad física, ejercicio y socializando le ayudaría a que la enfermedad no avanzará tan rápido.

compartir

Ella no estaba acostumbrada a hacer ninguna clase de ejercicio por eso fue que muy pronto nos dimos cuenta que los ejercicios de yoga que empezamos a practicar le estaban sirviendo mucho. En alguna oportunidad fuimos a la finca sus hermanos no querían dejarla bajar por una pendiente por que temían que no pudiera volver a subir, pero con tal sorpresa

que “lo pudo hacer sola y sin ningún esfuerzo ni dificultad.

De esa manera han pasado muchas cosas positivas en la vida de ella, como adquirir un hábito de realizar y memorizar una rutina de ejercicios, anhelar ir a la actividad, reconocer y admirar a todas las personas que nos esperaban semana tras semana y agradecer la compañía.

También pensaron en las personas que acompañamos esas vidas,

“por nuestro bienestar y tranquilidad para poder cuidar mejor.

El haber compartido con ustedes queda guardado en nuestra memoria, y el Alzheimer no lo borrará.